Te explicamos tu factura

Vamos a centrar el tiro en los puntos clave de la factura de luz, al margen de datos comunes a cualquier otro tipo de factura. De esta manera podremos ser capaces de analizar cualquier factura de electricidad, independientemente de la compañía a la que pertenezca.

1. Periodo de facturación

Son los días que nos están facturando. Tendremos un día de inicio y un día de fin del periodo. Normalmente el día de inicio no está incluído mientras que el día de fin del periodo sí que debemos contarlo. Si hacemos la resta nos sale el nº de días, que en este caso son 31 días.

Normalmente las facturas oscilan entre los 28 y los 33 días aproximadamente, aunque puede haber facturas de más y de menos días.

2. Peaje de potencia demandada

Se trata de un peaje regulado por el Gobierno que se multiplica por la potencia contratada y por el número de días de la factura.

Para entendernos, es la parte fija de la factura. Pagas lo mismo los 365 días del año mientras mantengas la misma potencia contratada. Cuanto menos potencia, menos pagas. Puede contener un pequeño margen comercial.

Se mide en kW y el precio es invariable.

3. Consumo de energía

El término de energía incluye distintos costes como la adquisición de energía, las pérdidas de red y transporte, los costes ascociados a Red Eléctrica, el margen comercial y el peaje de acceso de la energía. Se aplica a la energía consumida según corresponda.

Para entendernos, es la parte variable de la factura y que dependerá de la electricidad que consumas. Es sencillo, a mayor tiempo de uso de electrodomésticos, luces y aparatos, mayor consumo y por tanto mayor coste.

Se mide en kWh y el precio puede ser fijo, variar según dos o tres periodos establecidos durante el día o variar en cada hora dependiendo del precio del mercado (precio de adquisición de la energía).

4. Otros conceptos

En este apartado encontraremos el impuesto eléctrico y el alquiler de equipos.

El impuesto eléctrico se aplica sobre el coste de porencia + energía, que son los dos conceptos anteriores. Es un coste regulado y grava cerca del 5% sobre estos dos conceptos.

El alquiler de equipos se refiere al coste del alquiler del contador de electricidad. Lo habitual es un coste de 0,81 €/mes, ponderado por el número de días. También es posible que tengas el contador en propiedad y no te lo cobren, aunque poco habitual.

Por último, si tienes contratado algún servicio adicional (seguros, mantenimientos, etc.), también lo verás en este apartado.

5. Conceptos comunes

Base imponible + I.V.A.